27.7.07

.... no gana una para sustos...

Las dos de la madrugada y todo el mundo despierto.

niños.- ¿Podemos dejar la luz de la escalera encendida?
padre.- No, no puedo conciliar el sueño con tanta claridad
niños.- Cierra la puerta
padre.- Hace mucho calor. Y no se hable más, digo que no y es que no. A dormir que es muy tarde
niño chico.- Es que solo piensas en ti
padre.- Tengamos la fiesta en paz y acuestate ya o duermes en el patio
madre.- Venga Pedro, mira por la ventana que entra algo de luz

La sangre no llegó al río y parecía que Pedro estaba convencido. Ya todo en silencio. Cuando estoy medio embelesada seleccionando la idea con la que quería soñar esa noche noto como un tirón en la espalda. Pienso que es la tensión del día e intento relajar los músculos. Pero vuelvo a sentir y ahora sobre mi piel. No sé porque razón me doy media vuelta en la cama y veo dos ojos que me están mirando, ni cuerpo ni nada.
Pego un brinco y aterrizo al otro lado de mi santo (casi sin espacio). Con el corazón en la garganta acierto a decir ¿Pero tu estas tonto? era la frase más inteligente que fui capaz de articular. ¿Cómo pudo entrar a la habitación, rodear la cama y ponerse a mi lado sin que me diera cuenta?, no me había dormido en ningún momento. Creo que el hecho de que estuviéramos en penumbras y que el niño ahora está mas moreno, le hizo medio ocultarse en la oscuridad. Y está claro que es sigiloso, no se oyó nada.
Mi susto debió ser mayúsculo porque el padre en lugar de enfadarse comenzó a reírse por la situación inestable que tenía en el larguero de la cama, me tuvo que sujetar para no dar con mi trasero en el suelo.
Ya un poco repuesta medio me enfado con el muchacho... ¿Cómo se te ocurre darme semejante susto? la proxima vez entras a la habitación haciendo ruido. Él no hacía más que explicar que tenía miedo y que no podía dormirse, que por favor encendieramos la luz.
El problema se solucionó subiendo la persiana de su habitación. De esta manera entraba la luz de la farola del callejón.
.... no gana una para sustos...

3 comentarios:

Manuel77 dijo...

niños...

filo dijo...

debe ser una conducta aprendida y repetitiva en los locos-bajitos porque más de una vez me ha pasado a mí, que tb. ejerzo de madre hasta en la vigilia o en el sueño...(la imagen de la aparición es alucinante).

Maria de los Hitos dijo...

Pero que no te acostumbras. Creo que lo mejor es ponerle cascabeles por las noches. El caso es que al final medio contenta porque no te dice cosas como "En ocasiones veo mueeeeeeeeeeeeertos".
Gracias a los dos por seguir leyendome, cada vez me sorprendéis más por la paciencia que me tenéis