25.2.07

Mi primer juego en el blogs

Marco me invitó a este juego. No veáis la ilusión que me hizo que se acordara de mí. El juego consiste en escribir las 5 primeras líneas de la página 123 del libro que estas leyendo ahora y pasárselo a cinco amigos del blog. Me ha pillado en un momento digamos que de lectura alternativa (que normalmente leo cosas más comerciales) que mal estoy quedando pero es que suelo leer lo que hay en la biblioteca municipal del pueblo, me sale más barato.
Bueno, dejemos las explicaciones y al tema. Estoy leyendo "Felipe Granado, un socialista cacereño en las Cortes de la II República" escrito por su nieto Felipe Cabezas Granado. Ahí van las líneas de la página 123:

"... especial, a partir del golpe de septiembre de 1923, la disolución de organizaciones y sociedades obreras - sobre todo las de corte socialista -, no cesa un instante. Tan sólo la creación de algunos sindicatos católicos, como el Sindicato Agrícola de Alcántara, palia en algo esta desmesurada desmovilización.
Los posteriores intentos de la Unión General de Trabajadores de España y..."

Y le paso la bola a:
  • Dani
  • Paqui
  • Pini
  • Puri
  • y el quinto leyente se lo disputan "Ramon sin acento" y Carmita esperando que los dos nos cuenten que estan ojeando en estos momentos. Como siempre saltandome las normas pero no podía renunciar a ninguno
P.d.: (aunque ésto no va después de la fecha, pero no sabía como ponerlo). Al no saber cuales son los blogs personales de mi estimado "blog-consultor" el enlace va al colectivo. Espero la respuesta de Carmita como comentario a este artículo pues a la fecha de hoy no sé que tenga un blog editado, pero todo se andará...

3 comentarios:

blog-consultor dijo...

hola, aquí el quinto elemento...

¿Ande tengo que anotar las 5 líneas?
¿Valen si son en catalán?

Maria de los Hitos dijo...

Ande usted quiera. Y si es en catalán, mejor... así practicamos idiomas.
P.d.: pero si ves que es complicaino nos lo traduces ¿vale?
Besos

pini dijo...

Tuve buen cuidado de no inclinarme demasiado sobre aquellas lagunas naturales. Los otros fueron más intrepidos, brincaron sobre las rocas y se encaramaron a los bordes de forma precaria. Localicé una piedra de apariencia bastante estable en los aledaños de una de las lagunas más grandes y me senté con cautela, fascinada por el acuario natural que había a mis pies.

"Crepúsculo" Stephanie Meyer