15.7.09

Una de milagros



Mucho antes de comenzar la crisis oficial ya estabamos medio metidos en nuestra crisis particular (no piensen ustedes que nos llevamos mal, nos llevamos como cualquier pareja que lleva aaaaaaaaaaños frecuentandose).

Para paliar un poco la sensación de inactividad y dependencia económica le solté de lleno (a mi santo) la responsabilidad de las compras y mi tarjeta de crédito.

Durante un tiempo me sentí liberada del tedioso trabajo que es llenar la nevera y la despensa.

Poco a poco fue aprendiendo a distinguir lo necesario de lo apetecible (léase diferencia entre comprar vinos para delicados paladares o detergente de marca blanca para lavadora ).

Estaba haciendo su labor genial, ahorraba mucho más que yo con las compras. Pero había un problema. La que cocina soy yo y a pesar de ser medio milagrera ( lo de las bodas de Canaán lo tengo dominado) no consigo multiplicar los panes y los peces a no ser que disponga de un pan y un pez de muestra.

Lo acertado ahora debería ser comenzar un turno de negociaciones y ver quien se hace cargo de que. ¿Y si le paso los trastos de milagrero? pero con condiciones, no vaya a ser que se dedique a andar sobre las aguas o algo por el estilo

19 comentarios:

Vero dijo...

Nada, en plan rotatorio para que toque todos los palos, hasta alcanzar el equilibrio.

... ohmmmmm...

ID dijo...

Cuidado con los milagro que algunos son arriesgados, v. g. la ascensión o la resurrección de los muertos, por sólo mencionar dos.

Hitos dijo...

¿El equilibrio? Nada más lejos de la realidad Vero, eso no existe.

ID, esos milagros son puro escapismos. La versión mística de "Me voy a comprar tabaco"

ID dijo...

Bueno, yo me refería a si los milagros se malograban...

... no a si tenían éxito, en cuyo caso la ascensión sí sería escapista, aunque la resurrección no necesariamente.

Borrasca dijo...

Creo que tus negociaciones serán tan complicadas como las que se avecinan entre Colombia y Ecuador, pero seguramente tú saldrás airosa.

Besitos borrascosos

Concepcion Mendez Casco dijo...

No habrá negociación,seguro,la Igualdad no se dá ni de coña por mucho que nos empeñemos.
Conseguiste que hiciera la compra y ahorrara;¡la de veces que hemos pactado el "mio" y yo nuestras responsabilidades dómesticas!y al final,de una manera o de otra siempre me toca.
Trabajar en casa todavía sigue siendo "no trabajar",llevar el peso de la educación de los niños es "obligación" de las mujeres,y luego está las ONGS a las que nos dedicamos(sin animo de lucro)¡joder
Hitos! y todo esto lo llevamos con respeto y dosis de paciencia,pero le ponemos amor,mientras educo al niño y a la niña por Igual.
Besos.

María dijo...

¡¡Hola Hitos!!

Pues yo, lo que no acabo de ver, es cual ha sido el problema ¿Compraba vino y detergente y no compraba comida? ¿Compraba bien y barato, pero no suficiente?
¿Estás harta de cocinar?
dependiendo de cual de las tres preguntas sea al problema, tendrás una solución.
Para la primera enseñarle, que una tortilla de Colón no sabe rica.
Para la segunda, que si sois cuatro, tiene que comprar 4 huevos y si queréis huevos 7 días a la semana que multiplique 4x7.
Para la tercera, si el sabe cocinar ¡¡genial! turnos, sino sabe, va a tocarte enseñarle y si sabe y no quiere, ¡¡pues a la cama sin cenar y listo!!
No me digas que no te he solucionado todo el tinglado...
Un beso.

Fernando dijo...

Eso, eso,...¡a la cama!

Paco Centeno dijo...

En bioquímica, y aplicando la termodinámica y la bioenergética, decimos que el equilibrio es la muerte. Necesitamos que las reacciones estén fuera del equilibrio y así tengan una dirección predominante.
Pues eso, que alguien tiene que mandar, que el equilibrio es la muerte, que las situaciones fuera del equilibrio mueven el mundo para tratar de alcanzarlo.
Conquista el puente de mando.


En casa, busca la paz, pero en un cierto desequilibrio.
Besos

Nieves dijo...

joooooo... yo ya no sé qué decir ... echar las tareas a semanas ... y a esperar resultados ...

En mi caso... mi "santo" solía hacer la compra... pero solo la comida... siempre se le olvidaba los detergentes y demás ...al final vamos juntos y con una lista que se va formando en la cocina cuando nos vamos acordando ...aunque unas veces el tacha mis apuntes y ... otras soy yo ...no iba a ser menos.

y ... existen los milagros? ...

Besitos. Nieves.

Concepcion Mendez Casco dijo...

Hitos,¿quiere decir Paco lo que creo que quiere decir? o ¿está bromeando?
Me parece entender que habiendo desigualdad ¿le damos vidilla a la cosa?
¡Que alegria de leerte Nieves!
Saludos.

Malo Malísimo dijo...

Pero qué manipuladoras que sois.
Si es que abusais de nosotros.
Vamos, vamos...

Concepcion Mendez Casco dijo...

¡Y más que vamos a abusar Malo!
Sois encantadores pero estais muy mal acostumbradosy no quereis desacostumbraros(no se si existe esta palabra).
¡Hombres!
Besos.

ID dijo...

Esto empieza a tomar otros derroteros...

Veamos, el interés de los tíos está en otras partes.

¡Es que hay que acabar por mentarlo!

Novicia Dalila dijo...

¡¡¡Ni se te ocurra Hitos¡¡¡
Ni se te ocurra delegar esas tareas. Yo lo hice y ahora me arrepiento...
Cansada de tirar yo sola del carro (no del del Carrefour, sino del de la casa entera), me planté y lancé mi ultimatum: O te haces cargo de esto, esto, esto y esto o me bajo del tren...
Debí resultar convincente porque me tomó el relevo y ahora es "responsable" (en el peorísimo sentido de la palabra) de las compras y me tiene hasta los mismísimos de : "Esto es necesario??"... Odio esa frase. La odio de verdad, porque yo pienso que si estamos trabajando un puñao, si de momento no nos ha afectado directamente la crisis (todavía no nos han despedido a ninguno) yo creo que porque se me antoje una plachita de salmón ahumado, por ejemplo, o un bolso de no más de 40€ (porque yo he sido siempre una hormiga ahorrando, jamás he sido derrochona y él lo sabe) no nos vamos a morir de hambre. Porque si no te das algún que otro capricho más allá del pan, la leche, los huevos y las patatas, la vida se te puede hacer tan cuesta arriba que te quedas a la mitad... no porque te mueras de hambre, sino porque seguir más arriba para tener más de lo mismo, sin una triste alegría... pues la verdad, yo paso.
Así que sigue siendo la dueña de los bártulos de hacer milagros que yo creo que te irá muchísimo mejor.

Un beso muy fuerte

uno cualquiera dijo...

pue yo creo que no tiene solución , yo de vez en cuando hago una semanita de huelga "brazos caidos" y como que les da igual, comen sandwich, pollo asado o bocadillos y de la lavadora mejor ni te cuento ,mezclan la ropa blanca con la de color .....
en fin que al final salgo perdiendo porque luego tengo que trabajar el doble.
Un saludo maricarmen

indavao dijo...

hi... just dropping by!
http://www.fileafro.com
http://mobileandetc.blogspot.com
http://kantahanan.blogspot.com

Hitos dijo...

Os contesto a todos al rebujón pelotón.

No he lograo ningún milagro, las negociaciones un desastre, resulta que nunca fue responsable de compras ¿?, la nevera vacía y la despensa llena de telarañas, en la cama nunca falta que hacer (decía mi abuelo),puro desequilibrio (nuestra relación está reviva ¿no?), hacemos la lista en los azulejos de la cocina con lápiz (es muy ecologico y nos pilla muy a mano, además siempre hay donde escribir)¡será por azulejos...!, creo que esa desigualdad no es de género más bien indica tensión y movimiento ¿no?, ¿manipuladora?, hay hombres, hombrinos, macacos y macaquinos (de todo), el día que me preguntó si era necesario el pan rayao vi la luz, después de la huelga viene la recogida (no es rentable ni pedagógico).

Besos a todos y gracias por la paciencia.

LOLI dijo...

Jajajajaja,bueno vale es verdad,jajajaja,es un desastre hemos llegado a comer huevos y patatas cocinadas de distinta manera una semana entera y he estado dos dias sin lavar la ropa porque se olvidaba de comprar el detergente y la de balletas que han quedado inservibles porque la usaba para todo...
Pero hija ya aprendera QUE SI NO HACE ALGO ESTÁ INSOPORTABLE!!


BESAZOS ;)