9.2.09

Recetas para la crisis





Ingredientes:
  • ropa
  • manos
  • tiempo
Proceso:
  1. El día antes (o un rato si estamos en buen tiempo) tender la ropa esmeradamente. Sírvase tener mucha precaución con las prendas de vestir que incluyan botones u objetos duros, ya que al sacudirlas pueden producir pequeñas contusiones por el impetu que se le aplica a la prenda para ser estirada.
  2. Buscar un sitio cómodo para sentarse y una mesa amplia para realizar el trabajo.
  3. Arrimar el cesto de la ropa al costado del oficiante.
  4. Sustraer del cesto la prenda más a mano.
  5. Colocar sobre la mesa y estirarla planchandola con las manos.
  6. Doblarla adecuadamente (según te enseñó tu madre)
  7. Buscarle un lugar de descanso hasta que te decidas a llevarla a su sitio habitual.
  8. Repetir desde el paso 4 al 7 hasta que el cesto quede vacío
  9. Cuando ésto ocurra se puede dar por terminado todo el proceso
Resultado:
Hemos planchado la ropa sin necesidad de burro de la plancha y sin consumo eléctrico por lo que podemos llamar a esta modalidad "Planchado a mano"

28 comentarios:

Goyo Tiovar dijo...

ero no explicas qué se hace con el buen mozo de la tabla, eh?

Hitos dijo...

Se puede usar como mesa de estiramiento jejejejjeje

Ricardo dijo...

No me importaría ser el aprendiz de la señora del cuadro. Eres una artista de esta tecnología y además, casi seguro, que sabes planchar.
Un beso jovencita planchadora y encima sin herramientas habituales para esos menesteres.

Hitos dijo...

Son cosas de la factura de la luz, menudo susto nos dio. Ahora tenemos castigados algunos cacharritos.

Además, con este sistema no duele la espalda (que era la queja de mi santo)

Hitos dijo...

Se me pasó Ricardo ¿A que está estupenda la señora? Iba a poner a un señor planchando pero sólo encontré una imagen y diminuta

chuly dijo...

Se te ha olvidado, que si la ropa es delicada,hay que poner un paño encima nunca directamente con la plancha.

Por algo uno es hijo de SESTRE.

un saludo

Paco Centeno dijo...

Me niego a planchar y a limpiar el polvo(cambiarlo de sitio), así que la receta no me vale.
Me buscaré la vida.

rosdelcar dijo...

Mi abuela era esperta en este oficio, todo empezaba con la manera de tender la ropa, todo un arte, no se podian poner las pinzas de cualquier manera, que va que va...algunas prendas incluso se tendian en las perchas, y nunca al sol directo salvo la ropa blanca,
Habia que recogerla en su punto, no seca seca del todo, se sentaba en la mesa del salón, y manos pa arriba manos pa abajo,
luego colocaba algunas prendas debajo de los cojines del sofa, y al sentarnos encima se iban estirando,
en fin...
mi abuela vivia pa las tareas de casa,y que arte, que arte que tenia.

con respecto a lo de las facturas de la luz, no te dire lo de que cuando años son de leches.....

mucho ánimo y mil besos.

ID dijo...

Ando perdido.

¿El burro de la plancha no es lo que se ve como última ilustración, no?

Ya ves que no sé qué es el burro de la plancha, pero entresaco que consume mucha electricidad... pues si ahorras electricidad planchando supongo que no será porque utilizas una plancha de carbón...

Likuid dijo...

Buena idea!

Antonio Parra dijo...

Al de abajo ¿no le deberían poner un sujetador?

Susana dijo...

Gracias Hitos. Me pongo ahora mismito a probarlo pq tengo de ropaaaaaaaaaaaaaa pa planchar, que ni te cuento.
Otro truquito que me enseñó mi madre es que procure comprar siempre ropa que no necesite plancharse, que con dos sacudidas se quede bien.
Un beso, guapa.
Te mando una cosa muy chula a tu correo.

Estela dijo...

!que buena idea!yo que tengo una tintoreria pondre unos cuantos mozos en ropa interior encima de las tablas de planchar y seguro que lleno ganaria mas cobrando entradas para verlos que planchando ropa jejjee...

Muchos besos!!

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola Marisitos:

Lo de Planchar es un peñazo total. A ver cuando nos venden baratitas unas máquinas de planchado automático, de esas que se infla una especie de muñeco como el que pone nuestra Marisitos en la tabla de la plancha.

Sobre el comentario de Paco Centeno quiero preguntar ¿Qué tipo de polvo se niega a quitar?

Recibe un muy fuerte abrazote amiga.

ID dijo...

Por la última intervención, los polvos se dejan y no se quitan.

Malo Malísimo dijo...

Soooo. Quietos paraos.
Javier sujeta al Daimon. Y tu, mosca, ten cuidiao que los polvos pueden ser de zotal.
Que la cosa va de plancha y no de planchazos. Hitos, hija, ríñeles tu que a mi, ni pugnetero caso.
Por cierto, la tabla o burro con foto de maromo cachas, ¿por donde empieza a quemarse? ¿las fundas con foto las venden personalizadas?

Hitos dijo...

Aaaaaaaaaaains Chuly debo escribir fatal ¡¡¡qué no uso plancha!!! sólo con mis manitas y no creo que la temperatura de mis manos sea tanta como para estropear algún tejigo.

Paco Cen yo también me niego pero no me sirve de nada. Si la ropa no está en su sitio comienzan las reclamaciones.

Eso Rosa, eso era lo que quería contar, exactamente así ¿Se conocián nuestras abuelas?

ID veo que de la tarea de planchar estás exento ¡qué suerte tienes! y sobre el tema del carbón me has dado una idea... puesto que la electricidad está por las nubes lo mismo comienzo a echar braserito de picón (le voy a fiscalizar a mi madre el brasero, la badililla y la alambrera) que además evita clableado por el suelo... todo ventajas.

Likuid ¿a que si?

Antonio Parra pero parece que de un sólo seno ¿verdad?

Susana me encantó tu regalo... que daño han hecho los cuentitos de hadas en la sociedad femenina. Y sobre el consejo de tu madre... pues bien mientras eres tu la que eliges la ropa pero no veas la cantidad de bolsillos y destrozos que tienen ahora las ropas de los adolescentes... imposible conseguir que le guste al niño y que sean sencillas de mantenimiento.

Estela se admiten fotos de cómo va a quedar tu tintorería. Más que admitirlas es que se hace necesario que nos las envíes. Quedamos a la espera.

Javier baratitas y plegables, que mi casa es chiquita. Preguntémosle a Paco Cen a ver a que polvos se refiere.

ID ¿los polvos no se echaban?

Malo Dejemos que se diviertan un ratito. Lo raro es que el único que hace referencia a la foto de la señora es Ricardo, el resto de varones se han fijado más en el del burro (que era un detalle para mis lectoras).

ID dijo...

Por alusiones.

1) Soy ignorante en el oficio de planchar, lo que me hace especialmente peligroso cuando lo EJERZO

2) A la "tabla" de planchar nunca la conocí como "burro" de planchar. Por ello, ingenuamente, creí que habría algún electrodoméstico nuevo, como algunas planchadoras que he visto en algún hotel, especialmente consumidor de energía. No se me pasó por la cabeza que el ahorro era por la pobre triste plancha. Ahorras más y es más saludable si dejas de ver la televisión.

3) Siguiendo el punto anterior, cuando mencioné al burro de planchar, me refería al "burro" pintado sobre la "tabla" de planchar.

4) Digo que los polvos no se quitan sino que se dejan... después de echarlos, claro está, ¡no nos vamos a preocupar de los que echan otros!

DR. FREUD dijo...

JAJAJAa

Muy bueno. Yo no plancho, por ahora, y espero que nunca

Antonio dijo...

Oye Hitos: la señora ésa estupenda del cuadro, ¿no estará esperando al butanero que la planche un poquito?
Perdona, pero como yo en el cerebro apenas tengo nada...

chuly dijo...

Hitos escribes fenomenal.El problema es mio. Mis pensamientos son más rapidos que mi lectura.

un abrazo

arqueck dijo...

Just a state of mind

Fernando dijo...

Con vuestro permiso voy a pasar este blog en mis favoritos de la carpeta "Blogs de amigos" a la de "Blogs calientes"

feluky dijo...

Eh cuanto tiempo que no vengo por aqui, esta entretenido; Una señora gorda que no plancha y un señor con una sola teta, mas gorda que la de la Bombi, ¿de que va el Post?.
Un monton de abrazos.

JOSÉ dijo...

O también ponerla encima de una mesa y sentarte encima cinco minutos. Es lo que yo hacía cuando se me arrugaba una hoja de papel.

Un saludo

Satine dijo...

que bueno marisiiiii....cuántas veces me habrá pasado lo de arrearme golpazo con los botones y demás....

besis mi niña

Cordocacereña dijo...

Me encanta planchar!, no es broma, es de las tareas domésticas lo que más me gusta!

Pero necesito la tabla de planchar esa!, la del macizo para que entre prenda y prenda, se me haga aún más agradable, o abra la tabla aunque no tenga que planchar, o no guarde la tabla y la deje a la vista todo el día...

De donde ha salido??, quiero una.

Sin guasa, me apunto a lo de Pescueza en principio, aunque queda mucho.

Me acuerdo mucho de ti, espero y deseo que tu crisis particular pase cuanto antes.

Millones de besotes para ti y los tuyos. Carmen

Pantagruel dijo...

Siendo el planchar una de las tareas más duras de la vida doméstica yo propongo que en vez de buscar trucos o nuevas habilidades, como nos porpone Hitos -por cierto, patenta, por si acaso- lleguemos a un acuerdo universal de que nadie planche nada, que efectivamente la arruga sea considerada bella, que nadie te critique por llevar pliegues anómalos en la camisa, en fin, ganarían tiempo quienes planchan y disminuiría el número de disputas y malquerencias; es cierto que habría que hacer una reconversión de las industrias relacionadas -planchas, burros o tablas, agua destilada,...- pero podrían reciclarse estas empresas a otras de manejo de polvos por ejemplo, que quizás aumentasen su frecuencia en el tiempo libre recuperado: para echarlos, para sacudirlos, para moverlos de sitio, en fin... ideas para aliviar la crisis, o las crisis.